En el Tatami la calidad se paga

tatami2

Mucho costó aficionarse a la comida japonesa. El Sushi daba miedo. El probar algo crudo y estar acostumbrado a la gloriosa gastronomía hispana, hacía que el paso fuese complicado.

La primera experiencia fue a base de tallarines, pato y makisushi california. Vamos que crudo , crudo, no había mucho. Pero un día se decidió dar el paso y se probó el sushi de salmón y atún. A partir de ese momento las visitas a restaurantes del país de Hiro Hito o Mishima han aumentado considerablemente.

En Santander hay dos locales de este tipo de gastronomía: Sakura y Tatami. El primero pionero en capital cántabra es más económico; el segundo en pleno sardinero, más reciente, más caro y de mayor calidad.

Al Tatami se acudió para hacer la primera crítica nipona en Las Ventajas de Ser de Aquí. Es un local oscuro, con escasa luz, moderno con toques orientales. Para comer o cenar tienes dos opciones: una es sentarte en el comedor y la otra pedir que te coloquen en un tatami cerrado. Esta segunda opción no es muy requerida, pero si quieres intimidad o probar algo diferente, no dude en sentarse ahí.

Respecto a lo que se cenó esa noche fue algo diferente a lo que comí en otras ocasiones. Para empezar Shao Mai de verdura y carne para picar. Éste plato es algo similar a a unos raviolis grandes , pero con un toque de vapor y un sabor muy auténtico. Un plato para repetir y que, literalmente, te deja un buen sabor de boca. Posteriormente aterrizó a nuestra mesa un Sushi variado. Como no se entiende de este tema mucho, aunque nos gusté de manera exacerbada el pescadito crudo, no sabemos si era Sushi No Moriawase, Han Sushi Sashimi u otra variedad mix. Lo que está claro es que había de atún, salmón y de huevas de salmón. どのように豊かな!. Perdón. ¡Qué rico! Es que en Las Ventajas de Ser de Aquí nos metemos mucho en el papel.

tatamia

Tras engullir el pescado crudo llegó la recta final. Un Ebi Yaki Udón entro en contacto con en el paladar. Este manjar es una especie de tallarín gordo con langostinos y una salsa muy rica. Este último elemento hizo que fuese un plato jugoso y con un sentido oriental bastante profundo.

tatami3

Ya con el cuerpo a punto de no admitir otra orden se llegó al final. Un postrecito no podía faltar. Helado en tempura. Esto no tiene mucho misterio. Bueno, sí. ¿Cómo rebozarán un helado sin que se derrita? No sé. Es algo complicado. Dejemos a los japoneses con sus secretos. Y de sabor, ¿qué decir? Pues que la tempura es exquisita y que la mezcla que hace, en este caso, con el helado de chocolate fue brutal. Buen fin de fiesta.

tatami6

Grata experiencia, otra vez, en el Tatami. Se disfrutó de los nuevos platos que se eligieron. Pero quién no disfrutó de la cena fue el bolsillo. La perfección no existe.

Ficha Técnica:

Nombre: Tatami.

Dirección: Calle Doctor Fleming, 3.

Localidad: Santander.

Especialidad: Sushi, tallarines, arroz.

Precio: 20-25€/persona.

Anuncios

3 thoughts on “En el Tatami la calidad se paga

  1. Victoria Eugenia Abascal

    Me parece una pagina estupenda, se aprende a conocer algunos tipos de comida a las que no conocemos y por tanto no estamos acostumbrados. Te seguimos y de esta forma cada dia aprendemos algo nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s