Los rarejos del Tivoli

RarejosTivoliLas rabas, y derivados, se suelen consumir a la hora del “blanco”. Esto quiere decir que ir de noche a degustar esta delicia no es lo normal. Aun así, cualquier hora es perfecta para comer unas rabas.

El Tivoli es un clásico de la hostelería santanderina. Conocido por sus pinchos, sus menús diarios, pero también, lo es o era, por sus rabas. El caso analizado fue el de unos rejos; bueno unos rarejos. Este producto proviene de la mezcla de rejos y rabas, al pedir una ración de lo primero. Vamos, un engañabobos. El Tivoli ha perdido un buen producto, ya que fueron unos ¿maganos? grasientos y con sabor a otros productos cocinados en la freidora. Estaban comestibles, sí. Pero no eran para tirar cohetes y el magano, quizás, destacaba por su ausencia.

Decepción en el Tivoli, pero creación de una nueva ración: los rarejos.

Ficha técnica:

Nombre: Bar Tivoli

Dirección: Calle Marcelino Saiz de Sautuola

Especialidades: Tapas, raciones y menús

Precio: Rejos (rarejos) sobre 7 euros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s